Amores y desamores durante el doctorado

Yo acabé la carrera de Ciencias Físicas en Septiembre de 2013.  A mí me apasiona la física y tenía claro que quería probar el mundo de la investigación, así que en Noviembre de ese mismo año me mudé a Bélgica para comenzar un doctorado en física experimental en la K.U Leuven, Lovaina

leuven_foto_7
Oude Markt, la plaza más famosa de Lovaina. Dicen que no tenemos dedos suficientes para contar todos los bares que hay en esta plaza

Mi ilusión y ganas  por comenzar a investigar y trabajar usando las técnicas experimentales que tenían disponibles en el laboratorio eran enormes. Todo era nuevo y un poco desconocido para mí: fabricar muestras usando cámaras de crecimiento epitaxial, caracterizarlas utilizando un difractómetro de rayos-X o medir propiedades eléctricas a 0.5 K. Muchas cosas nuevas que aprender, poco tiempo para asimilarlas, pero siempre ilusionado.

A los 3 meses de haber comenzado me enviaron a un experimento en un acelerador de partículas, ESRF, European Sinchrotron Radiation Facility. Llegados a este punto yo no me lo podía creer. Llevaba tan solo 3 meses en esto y ya estaba viajando a otros países para trabajar en un ACELERADOR DE PARTÍCULAS!! Creo que entendéis el subidón. Te vienes arriba, tu motivación para seguir investigando está por las nubes y sientes definitivamente que esto de la ciencia es lo tuyo.

Aparte del aspecto científico, ser estudiante de doctorado en Bélgica es bastante satisfactorio. El sueldo es más que aceptable, cobramos 2000 euros al mes, libres de impuestos, los años de doctorado cotizan a la seguridad social, tienes un seguro médico pagado por la universidad, en caso de que vivas en Lovaina la universidad te presta una bicicleta para que vayas al trabajo y te la repara siempre que sea necesario. En caso de que no vivas en Lovaina, te pagan un abono transporte anual entre tu ciudad de residencia y Lovaina. Creo que no hay lugar a quejas. Tampoco hay horarios, a tu jefe le da igual que llegues a las 9:00 o las 13:00, mientras investigues y vayas teniendo resultados todo irá bien. También hay bastante independencia, de hecho muchas veces uno de los requisitos que mencionan en las ofertas de doctorado es ‘ser independiente con tu investigación‘.

Era ya Noviembre de 2014, se cumplía un año desde que empecé el doctorado y como habéis podido leer en las lineas anteriores yo estaba muy a gusto. Todo iba sobre ruedas.

12694589_1291539710860308_6414844653632547913_o
Paco y yo durante un experimento en el sincrotrón de ESRF

Unos meses más tarde, volví a ir a ESRF, pero esta vez no para ayudar en un experimento, sino para realizar uno que yo había diseñado. El primer experimento que yo había planteado y  que iba a dirigir en un sincrotrón. Nervios. Era una técnica que usaba por primera vez y no iba a estar seguro de cómo iba a salir. Comenzamos el experimento, todo iba bien así que al final de cada día enviaba un email a mi jefe contándole cómo había ido todo. Tan solo respondió tras 6 días de experimento diciendo:

Buenas noticias que al final hayas podido medir algo.

El experimento había sido un éxito, volvía a Lovaina contento de que todo hubiese salido tan bien, así que no di importancia  a la escueta respuesta de mi jefe. Pensé ‘Por email es difícil discutir sobre medidas, ya discutiremos cuando tengamos la reunión a la vuelta‘. inocente de mi, estaba cegado por la alegría del experimento.

Tras volver a Lovaina y analizar los datos más tranquilamente esperaba que mi jefe me llamase a su despacho para comentar los resultados e impresiones del experimento. Pero eso nunca pasó, así que decidí proponer yo la reunión para discutir. Fue una reunión que duró unos 15 minutos y en la que básicamente mi jefe se limitó a felicitarme por los resultados. Salí de allí sin discutir un ápice de ciencia. Salí extrañado. Salí confuso. ¿No se suponía que mi jefe tiene que estar interesado en lo que hago,principalmente porque es su linea de investigación? Los meses seguían pasando, yo seguía experimentando y mi jefe seguía sin pedirme ningún resultado. Me parecía extraño. No esperaba que se sentase conmigo a analizar los datos cada semana, pero al menos 1 vez al mes, echar un vistazo juntos, ver lo que pueden significar las medidas,etc.

Paralelamente a esta historia, otros compañeros míos tenían que dejar el doctorado porque se les terminaba el contrato,por lo que no defendían la tesis. Sus 4 años de contrato se acababan y se tenían que marchar. Acabaré la tesis en mi tiempo libre decían. El tiempo seguía pasando, dos, seis, diez meses, y aquí nadie defendía su tesis. Yo ya tenía claro que el pasaba de nosotros.

Hace 3 semanas tuve otro experimento importante, pero esta vez en ILL, Institut Laue Langevin, un reactor nuclear experimental también en Grenoble. Cómo ya sabía cómo se las gastaba mi jefe, esta vez decidí no enviar ningún email sobre el estado del experimento. Viajé hasta la ciudad francesa, hice el experimento y volví. Nadie preguntó nada, así que decidí enviarle los resultados. Ningún email de vuelta. Durante ese experimento una nueva postdoctorando de mi grupo me acompañó y hablando con ella no se podía creer que nuestro jefe no se interesase. Ella me contaba que en su grupo anterior su jefe se unía a todos los experimentos y todas las semanas discutían el trabajo que habían hecho. Lo que yo veo y entiendo como una actitud normal en la ciencia.

A día de hoy tengo claro que mi jefe no tiene interés alguno en ninguna linea de investigación de sus estudiantes de doctorado. Y no es que trabaje poco, si no que está involucrado en demasiadas cosas y no ha decidido priorizar a sus estudiantes.

Yo empecé mi doctorado en Noviembre de 2013. A día de hoy, nadie ha defendido su tesis desde esa fecha y son 5 los estudiantes que deberían haberlo hecho. Aparte, otros 2 han abandonado la tesis después de 3 años trabajando en ella y otro renunció a los 6 meses. He intentado en 2 ocasiones hablar con mi jefe de éste tema siempre lo desvía.

La psicología juega un papel crucial cuando realizas un doctorado. Hay que ser fuerte mentalmente, para poder aguantar meses de experimentos fallidos, estancamientos con la investigación, la posibilidad de encontrarte solo ante tu investigación y que nadie te ayude o la desmotivación. Sentir que hay una persona que te guía y que está detrás durante tu investigación es crucial si no se quiere acabar cogiéndole asco a la ciencia.

Mi consejo es que si vais a empezar un doctorado, hablad con los estudiantes, y preguntadles cómo se llevan con el jefe, si les ayuda, si charlan, si baja al laboratorio…

Ya os contaré si consigo acabar mi doctorado 😉

sdsd

 

 

 

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Manolo dice:

    A mi me pasó lo mismo; más que el tema, lo importante es el director de tesis.

    Me gusta

  2. Joserra dice:

    Lamento leer esto: desgraciadamente, la tesis ya es de por sí una auténtica carrera de fondo… como para encima añadirle obstáculos. Supongo que cada uno tenemos nuestra cruz durante el doctorado, pero la de tener un director de tesis que pasa de tus proyectos es de las menos deseables (“una puta mierda”, en términos claros y directos).

    Espero sinceramente que una mala experiencia con tu director no sea (al menos, en tu caso) razón para cogerle asco a la ciencia, y que pueda ir a verte defender tu tesis (en Leuven dentro de un par de años, o donde sea).

    ¡Ánimo, y viva Gauss!

    PS: El consejo del final a futuros doctorandos me parece de lo más acertado.

    Me gusta

    1. Han venido 2 postdocs nuevos hace 2 meses y están flipando de qué poco les importa, de verdad. Gracias pro los ánimos Joserra y Viva Gauss

      Me gusta

  3. David B dice:

    Chico, si no fuera porque vives en Lovaina ¡sería la historia de mi vida! No te sientas solo 🙂

    Yo estudio en EEUU, y mi experiencia es exactamente igual. Afortunadamente (o desafortunadamente, depende de cómo lo veas), aquí si tu jefe tiene financiación nadie te corta el doctorado a los 4 años. Lo que da lugar, por una parte, a una cierta seguridad – pero también a más desidia por parte de los jefes, y a la tentación de ir prolongando la cosa tú mismo. Conozco gente, en absoluto incompetente, pero sí con más inquietudes u obligaciones que la de sólo estudiar/investigar, que lleva ¡10-12 años, y nadie se rasga demasiado las vestiduras!

    Empecé en 2010 mi programa de Master+PhD, y debería haberse acabado en mayo de 2015. Ahora pienso hacerlo a finales de este año.

    No voy a echar balones fuera hacia mi jefe solamente, puesto que obviamente si hubiese estado apasionadamente dedicado al 100% al doctorado y nada más, si hubiese sido más eficiente, etc… podría haber acortado plazos. Pero también es verdad que mi compañero de laboratorio, el mejor de mi promoción, con familia, amigos y novia a pocos minutos de distancia, y con su tema de investigación in-situ (el mío está en Italia, obligándome a viajar cada pocos meses durante largos períodos), ha acabado hace un mes, y porque se empeñó visto que tenía un muy buen trabajo esperándole. Y es que, como bien apuntas, la motivación y el trabajo en equipo es tanto o más importante que el empeño individual.

    Ya pasé todas las fases: alegría por poder hacer lo que mejor me pareciese sin rendir cuentas, desánimo por no tener guía ni indicación más allá de algún comentario de pasada o algún “cram moment” esporádico, ánimo por encontrar otros colaboradores y “pseudo-jefes” que suplieran lo que el real no ofrecía, pensar que la tarea de los advisers es de “gestionar” más que de ocuparse de los detalles de la investigación de los estudiantes bajo su mando… y he acabado con una cierta actitud “del Salvaje Oeste”: es decir, sé que quiero acabar, sé cuándo y más o menos sé como (ahora, porque hace menos de un año, npi). Por lo tanto, usaré discrecionalmente los medios a mi disposición, aprovecharé los contactos externos para labrarme opciones futuras, colaboraré con aquellos compañeros que yo considere que más se involucren conmigo y más “ganas” le echen, y no me preocuparé demasiado en justificar lo que él mismo no me pide. Por supuesto, esto es mucho más fácil de decir y hacer una vez ya tienes encarrilada la tesis, o si tienes un tema acotado que realmente te apasione. Yo tengo la suerte de estar en una Colaboración bastante grande, con mucha gente muy buena y con bastante permisividad hacia gente que se encuentre en situaciones de este tipo (dicho literalmente por ellos), y con un “pool” de temas que te ofrecen la posibilidad de “picar” un poco en los que te interesen hasta que uno te enganche y te proporcione una base sólida. Pero supongo que hay otros caminos 🙂

    A decir verdad, mi predecesor en mi experimento con mi mismo jefe, me había advertido de que tendría que ser “totalmente independiente”, pero me pareció una exageración – o que se lo tomaría, como tú dices, como una experiencia de aprendizaje para mí, para que me las tuviese que apañar yo solo pero ofreciendo al menos una supervisión seria. Sin embargo, parece que no, y que además es una actitud no sé si habitual, pero sí que conocida, en nuestro mundillo. Lo que no quita que sea, en mi opinión, una verdadera vergüenza, tanto de gestión financiera como de personas.

    Me gusta

    1. De la chica que heredé el poryecto me dijo algo parecido de cuidado, que vas a tener que buscarte tú sólo la mayoría de las cosas, y pensé lo mismo que ti. No será para tanto… Y luego, ZASCA!!!

      Ánimo y suerte en tu sprint final!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s